ALBARICOQUE CARNE NARANJA | SOPALMO - Frutas Sopalmo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Fruta
Albaricoque de carne naranja
Variedades en nuestra finca: Alba, Rojo Pasión y Orange Rubi.

El albaricoque es un fruto similar al melocotón pero mucho más pequeño, de color amarillo pálido o anaranjado con alguna sombra roja. La pulpa no es muy jugosa, tiene cierta textura fibrosa y consistencia harinosa cuando el albaricoque está maduro. Se consume principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para fabricar algunos derivados como compotas, mermeladas, zumos y los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos.

El albaricoque es un fruto similar al melocotón pero mucho más pequeño, de color amarillo pálido o anaranjado con alguna sombra roja. La pulpa no es muy jugosa, tiene cierta textura fibrosa y consistencia harinosa cuando el albaricoque está maduro. Se consume principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para fabricar algunos derivados como compotas, mermeladas, zumos y los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos.

El albaricoque pertenece a la familia de las Rosáceas y presenta generalmente una forma esférica aunque también puede ser achatado, de unos 3 cm de diámetro. Al albaricoque también se le llama ‘alberchigo’ y exteriormente se parece mucho al melocotón aunque mucho más pequeño y más pálido de color. El albaricoque también es conocido por el nombre de damasco o damasquino y en otras países del Caribe y México lo llaman chabacano.

El color varía desde amarillo pálido hasta anaranjado y muchos albaricoques muestran una suave sombra roja en la zona que estuvo más expuesta al sol. La piel es pubescente, la pulpa no es muy jugosa y tiene una agradable textura firme que tiende a ser algo fibrosa y de consistencia harinosa cuando el albaricoque está muy maduro.
El albaricoque posee una semilla en forma de almendra recubierta de una corteza leñosa dura o endocarpio, que generalmente está desprendida de la carne. Dicha almendra o embrión posee un sabor amargo y no comestible e incluso en algunas variedades resulta venenosa debido a su contenido en una sustancia llamada amigdalina, de la cual se puede extraer uno de los venenos más activos conocidos: el ácido cianhídrico.

Entre los derivados del albaricoque se encuentran confituras, compotas, zumos, mermeladas, albaricoques enlatados y sobre todo los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos. Se obtienen a partir de albaricoques frescos sometidos a un proceso de secado en cámaras a 65-70ºC o al sol tras haberles quitado la piel, lo que aumenta considerablemente su período de conservación. Al disminuir su contenido en agua, se produce una concentración importante de nutrientes, por lo tanto el valor nutritivo del orejón es muy superior al del albaricoque fresco.


Descarga su ficha técnica aquí

Seleccione otro producto
              
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal